Reynosa

Recuerdo cuando de 2003 a 2005 trabajé como parte de las brigadas del Seguro Popular en el estado de Tamaulipas. Nos tocaba recorrer todo el estado, dividido en 8 zonas, para afiliar familias al programa.
Tengo muchos recuerdos de lugares como Nuevo Laredo, Matamoros, Tampico/Madero/Altamira, incluso de lugares tan remotos como Bustamante, Nueva Ciudad Guerrero, y Cruillas.

Una de las cosas que mas recuerdo, sin embargo, es que durante la mayor parte de este tiempo me tocó pertenecer a una brigada que se ocupaba, principalmente, de la frontera “chica” de Tamaulipas – las ciudades, los ejidos, los poblados y las comunidades.
Siempre era un alivio salir de Nuevo Laredo. En ese tiempo, ahí se concentraba la mayor parte de la violencia.
Nunca le di mayor importancia a lugares como Nueva Ciudad Guerrero, Ciudad Mier, Miguel Alemán, Diaz Ordaz, Comales, y demas lugares que nos tocaba visitar – hasta aquel fatídico dia en el que un compañero y yo fuimos “levantados” en Miguel Alemán.

Llegar a Reynosa era una especie de alivio. De todos los lugares fronterizos, Reynosa ofrecía una tranquilidad que ninguna otra ciudad ofrecía. Se podía andar en paz en la calle una vez terminado el trabajo, el hotel que nos hospedaba era bonito, y no solo eso. Existía la oportunidad, en aquellos dias en que llegábamos a terminar temprano, de darse una escapada a McAllen.

Siempre tuve ese recuerdo de Reynosa: la ciudad fronteriza donde no había pedo.

Nunca pasé mas de dos semanas seguidas aqui, y no es lo mismo “conocer” una ciudad que vivir en ella. Años despues, contra todo pronóstico, la vida me sacó de Canadá y me puso en Reynosa. Y todos los buenos recuerdos que tenía de este lugar ya quedaron atrás. He aqui un Top 10 Top 9 de las razones por las que odio a la ciudad. Es un Top 9 porque no creo que haga falta mencionar el numero uno, y no quiero provocar más situaciones de riesgo contra mi persona (como si alguien leyera esto, ya se, pero mas vale prevenir).

#10 HAY UNA SOBREABUNDANCIA DE OXXOs Y 7/11s.
Si, es conveniente que en cada esquina haya uno de estos establecimientos. Pero llega un momento en el que es ridículo. Por ejemplo, hay una calle cuyo nombre desconozco, donde en un espacio de 500 metros hay un OXXO, literalmente, al lado de otro OXXO. Y mas adelante, otro OXXO, y en frente, un 7/11.
En contraste, de aquí de mi casa tengo que caminar como 6 cuadras para encontrar uno.

#9 HAY UNA CANTIDAD EXAGERADA DE SUPERMERCADOS
No hablo de variedad de supermercados. Hablo de las mismas cadenas, cada kilometro.
Los OXXOs que mencione hace rato, todos estan en un tramo de 500 metros, desde un SORIANA hasta otro SORIANA (antes Gigante). Tantito más allá, Soriana Hidalgo. Y a un kilometro, Soriana Senderos (antes Periférico). O sea, poco falta para que haya Sorianas adentro de los Sorianas ya existentes. De igual manera, en mis recorridos por el boulevard Morelos conté 3 (TRES!) tiendas de la cadena S-MART.
Eso si, no hay Aurrera, Comercial Mexicana, ni WalMart.

#8 MEDIA CIUDAD HUELE A CACA
Entre que hay dos canales principales de aguas negras que recorren la ciudad (uno de ellos, amablemente situado a 3 cuadras de mi casa), y que las coladeras que recorren el boulevard Hidalgo no sirven, el olor a drenaje, caca, y dios sabe que más es difícil de ignorar.

#7 LA DESORIENTACIÓN, DIOS MIO, LA DESORIENTACIÓN!
Hay dos boulevares principales en la ciudad. Mientras que el boulevard Hidalgo es una linea recta que va del centro de la ciudad a la carretrera a Monterrey, el boulevard Morelos es tan sinuoso que al menos en mi experiencia, es difícil saber cual es la derecha, cual es la izquierda, hacia donde esta el centro, y porqué si de mi casa hacia el boulevard la salida a Ciudad Victoria está del lado izquierdo, al llegar al boulevard Morelos resulta que está al lado derecho.

#6 EL DESAFECTO DE LA GENTE
Hayan o no hechos violentos en la ciudad, la gente ya está tan acostumbrada que actúan como si nada… recorren las calles a pie o en sus vehículos, solo volteando a ver si les toca ver algo de qué platicar al llegar a casa.
Uno, como “nuevo” residente de la ciudad, se esconde debajo de la cama al escuchar los helicopteros, o algun granadazo.
Nada más desagradable que enterarte que hay una balacera a dos cuadras de tu casa, tan severa que sale reportada en el programa de Denise Maerker, y llamar al trabajo par ver si se suspendieron las labores, solo para ser recibido con un “no… no pasa nada!” (mientras la llamada es interrumpida por el bajo vuelo de un helicóptero del ejército).

#5 EL PINCHE EDIFICIO VERDE ESE FEO
No importa de qué dirección se aproxime uno al centro de la ciudad, es inevitable toparse con esta visión tan desagradable de un edificio gigante, verde, feo y semi-abandonado. Cuadrado, sin forma, viejo, descuidado…

Ugh.

#4 EL “PERIFONEO”
Nadamas aquí en la colonia donde habito, puedo mencionar 5 pinches camiones (o peatón) que a diario pasan con su contaminación auditiva con demasiada frecuencia (por no decir que a diario):

  • Agua Blanquita: Entre su cumbia y la niña que se supone que debe sonar tierna pero suena como retrasada mental, creo que esta es la grabación que más odio.
  • El Panadero: Una pinche van que vende pan, pero decide anunciarse con la misma grabacion de 30 segundos UNA Y OTRA vez.
  • El Gas: Ni se que compañía de gas sea… pero cada vez que pasan me dan ganas de aventarle un cigarro encendido al camión.
  • El “itos”: Todas las mananaas pasa un guey gritando lo que se percibe como “ITOOOOOOS!”. Que son, pendejo? TaquITOS, nopalITOS, pescadITOS? Un dia, gracias a la acústica que recibe el baño, pude distinguir que en efecto, eran “NOPALIIIIIITOS!”.
  • El Tepezcohuite: El único de ellos que no pasa a diario, pero sí una vez a la semana. Estos payasos venden unas gotas milagrosas, que al aplicarlas en los ojos, curan todo tipo de males, desde piojos hasta SIDA, desde enfermedades venéreas hasta hidrofobia. Y todo por $15! (que me perdonen, pero yo, en lo personal, no me voy a insertar nada en el cuerpo, mucho menos en los ojos, que haya comprado de un camion por 15 pesos).

#3 LAS PREFERENCIAS MUSICALES DE LA MAYORÍA
Entre que la mitad de Reynosa esta ocupada por veracruzanos, y la otra mitad de adictos a la ropa de marcas como Ed Hardy y Aeropostale, no es de sorprender a nadie que el estilo musical de preferencia en toda la pinche ciudad sea el reggaetón. Que esperaban, a Vivaldi?
En serio, no puede entrar uno a un centro comercial, o abordar el transporte público y escuchar a Bronco, siquiera. Aqui, Bronco es demasiado “de caché”. Puro pinche reggaetón. Pregúntenle a mis vecinos. Eso si, un dia, mi vecino, ya pedo, me confesó quién era su guitarrista favorito de rock: Flash, el de Gutsenros.

#2 PINCHE LUGAR INHÓSPITO
Ya dije que no voy a hablar del problema #1. Pero a consecuencia de este, existe el punto numero dos: Que Reynosa no es un lugar donde se pueda vivir como ser humano.

Muchos negocios (grandes y pequeños) ya cerraron sus puertas y se fueron a otros lugares (entre ellos, el restaurante brasileño que estaba aqui cerca de mi casa, y a donde siempre me quedé con ganas de ir). Muchas familias ya decidieron irse. De noche, la gente prefiere no salir a restaurantes, bares o antros (al menos los que tenemos sentido común). Vivir escondidos debajo de la cama no es vida. Salir todos los dias de casa y no saber si vas a regresar no es vida. Poco a poco, Reynosa se convierte en un pueblo fantasma.

Y todo por el problema #1.

The Iceberg.

5 respuestas a Reynosa

  1. Number Six dice:

    muy buen review. y nimodo hasta la gente que es de ahi habla mal.. ILYSFM ..

  2. Number Six dice:

    te falto mencionar la cantidad de espacios publicos y turisticos que abundan la ciudad!😀

  3. JM dice:

    A mi también se me hace que Flash, el de gutsentros, toca bien la guitarra.

  4. mendelius dice:

    te faltó el perifoneo castrante de agua purificada cadiz, que no pueda entrar aun bonafont a reynosa (al menos no cuando yo estaba hace unos meses), que la comida tipica sean los tacos de carne asada, que no haya mucho que hacer salvo ir a mcallen, que el trafico por el libramiento en las mañanas, a mediodia y en la noche esté de la ch…que los mircrobuseros se te atraviesen, que los trànsitos te quieran chingar si te dejas, las inundaciones en tiempo de lluvias… son de las que me acuerdo y sin embargo voy a regresarme a vivir porque aqui en victoria nada mas no sale la chamba. Saludos! desde Vicky Ranch

  5. rafael trigos dice:

    Afortunadamente yo ya no vivo alla,meresco algo mejor,no chingaderas,vivo entre san antonio y houston

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: