Tus hijos no sirven para nada.

No te ofendas, en primer lugar no hablo de TUS hijos. Y en segundo, no hablo de los niños en si. Ellos, aqui, son las víctimas.
Pero es un hecho que estas nuevas generaciones estan creciendo convertidos en unos verdaderos buenos para nada, pusilánimes, insensibles e inútiles. Qué gran futuro nos augura esto! Y lo mejor? Ellos son los que nos van a cuidar a nosotros cuando seamos nosotros quienes usemos pañales. Y quien es responsable por esto?
Principalmente, el gobierno, el sistema educativo, las normas sociales… pero ultimadamente, tú.

Hace unos años me toco dar clases de inglés como maestro suplente en una “prestigiada” institución educativa. Llegó la fecha del examen final, y viendo que de por si los alumnos no daban para mucho, decidí ponerles el examen más sencillo que se me ocurriera. La mitad de los alumnos reprobó (OJO: no todos). Como obviamente esto no fue culpa de la sarta de pendejos que tenia por alumnos, me llamaron la atención. Que les hiciera otro examen. Les hice otro examen, aun mas sencillo. Vaya, en el repaso, les puse EL EXAMEN y lo contestamos todos en clase. Aun asi, hubieron quienes se tuvieron que ir a extraordinario – o eso creia.
“No, no, no”, me dijo el director. Como su prioridad era que los alumnos siguieran pagando la no tan miserable colegiatura, hizo algo que me dejó con la jeta abierta: me quitó la lista, y le cambió la calificación por una aprobatoria a los que no habian podido ni con ese examen. Con dinero baila el perro, efectivamente.
Ese es solo uno de muchos ejemplos de que tengo conocimiento. Para qué jodidos, entonces, fingir llevar todo un proceso? Para qué hacer que el maestro trabaje doble, o triple, en preparar examenes, calificar, promediar, y demas? Porqué no se establece de antemano la calificación que los directores decidan para cada alumno? Y lo peor, que hay de las consecuencias de estas prácticas a largo plazo?

Como lo muestra la siguiente imagen, antes si un alumno obtenía una mala calificación, era culpa del alumno. Obviamente. Ahora no. Ahora los padres de familia le brincan encima al maestro, porque tuvo la osadía de no hacer caso omiso a la estupidez de su “angelito”. Porque no le anotó personalmente la tarea en el cuaderno (o no se la resolvió… no creo que falte mucho para llegar a eso). “Pinche maestro”, alegan estos pedazos de mierda, sin ver que el resto de la clase si es capaz de entender una tabla de multiplicar. SI TU HIJO NO DA UNA EN LA ESCUELA ES PORQUE NO TE SIENTAS CON EL A REPASAR Y A EXPLICARLE, O A VER SI TIENE DUDAS.

Uta, yo recuerdo cuando llegaba a mi casa con malas calificaciones. No me golpeaban, ni mucho menos, pero mis papás si enfatizaban el hecho de que el pendejo era YO, no los maestros. Jamás fueron a reclamarle a un maestro porque me puso 7 en física – simplemente eso carecía de logica todavía en los 80’s.

Después, esta lo que sucede en el ámbito de los deportes. “Quién va ganando?”, pregunta un padre de familia en un juego de beisbol de liga infantil. El entrenador se le queda viendo, y le responde “ganando? Aqui no llevamos marcador, solo lo hacemos por diversión”.
O sea, tal es nuestra insistencia por no herir las susceptibilidades de los niños, que hemos eliminado el aspecto competitivo de algo que por su naturaleza es competitivo?
La competencia es buena. Nosotros, de niños, competíamos en deportes (y en otras actividades, ya llegaré a eso). Ganábamos, empatábamos o perdíamos. Asi es el deporte. Asi es la competencia en general. Que significaba una derrota? Que no éramos lo suficientemente buenos. Eso nos dejaba dos caminos: echarle mas ganas para la próxima, o dejar las cosas de lado y mejor probar suerte en otras actividades. Si me hubiera tocado seguir jugando basquetbol y hockey solo por diversión, quizá seguiría convencido de que soy bueno para ello. No lo soy, me di cuenta, y mejor me dedique al soccer y al americano (no es que sea muy bueno en eso, tampoco… pero ese no es el punto).
Y que pasaba si ganábamos? Sentíamos muy chingón. Fuimos los mejores, y fuimos recompensados con la victoria (o con algun premio). Ahora que motivación hay, si de todos modos, cual vil programa de Chabelo, “todos ganan”?
El ser humano es competitivo por naturaleza – asi como la mayoría de los animales y vegetales. Si no dejamos que los niños compitan en un ambiente sano y controlado, como el deporte o el salón de clases, van a buscar como competir haciendo otras cosas: a ver quien brinca desde mas alto, a ver quien se atreve a comer mas monedas, o ultimadamente, a ver quien toma mas alcohol, o drogas, o yo que se.
LA COMPETENCIA ES SANA. LA VICTORIA DA MOTIVACION. LA DERROTA CREA CARACTER. EL EMPATE… BUENO, EL EMPATE TE DA UN PUNTO…

Hablando de deportes, y demás actividades en el exterior, alguien recuerda cuando había una época en la que las tardes, los fines de semana y los periodos vacacionales estaban llenos de niños? Cuando habían “pandillitas” en bicicletas, o jugando futbol, o en el peor de los casos jugando con resorteras? Cuando fue la ultima vez que alguien vio a un grupo de niñas jugar al resorte, o al “bebeleche”? Alguien se acuerda de juegos infantiles como “Doña Blanca” y demas actividades que motivaban a los ninos a salir de sus casas?
Ahora la mayoria de los niños se la pasan aplastados jugando Wii, o DS, o viendo Cartoon Network o algun otro de los 70 canales especializados en caricaturas. Podemos poner como pretexto, y es válido por desgracia, que hay mucha inseguridad. Que ya no es lo mismo que, digamos, en los ochentas. Pero también es mas práctico, o no, papás? Si el chamaco esta aplastado con su “jueguito” o viendo TV, no hay que estarlo cuidando, es muy poco probable que nuestro dia se vea interrumpido con una salida inesperada a la Cruz Roja porque el niño se cayó. Pero a mediano y a largo plazo, las consecuencias son mayores, en cuanto a la salud y el desarrollo social de los “pequeños”.
En mis tiempos, nos burlábamos del “gordo” del salón. Para como van las cosas, en unos años se van a burlar del “flaco” del salón. Y en cuanto al desarrollo social, no es ningun misterio que los mejores amigos de los niños son Mario, Luigi, Phineas y Ferb. Porque son con quienes mas tiempo pasan. Y como cualquier adulto coherente puede deducir, es imposible crear lazos de amistad con personajes ficticios. OK, OK, con la mayoría de los personajes ficticios, pero no estamos hablando de religión.
Que pasa entonces? Que el niño crece recluido, sin haber desarrollado habilidades sociales, sin haber interactuado gran cosa con otros niños, y sin saber como actuar, que hacer o como reaccionar ante diferentes situaciones sociales. Si, esta parte se las digo por experiencia – a partir de los 10 anos, aproximadamente, me la pasaba en la calle jugando. Pero antes, optaba por quedarme adentro a leer, o a jugar por mi cuenta. Que quieren, un futuro lleno de pequeños Icebergs? No creo. Ja!

Por último, cómo ha cambiado la forma de educar a los niños en casa. Antes ni por error le alzabamos la voz a nuestros padres, so pena de que nos reventaran la boca de un manazo. Si queriamos que nos compraran algo, nos lo teniamos que ganar – portándonos bien en el supermercado, sacando buenas calificaciones, que se yo. No nos daban postre si no terminabamos de comer. Nos prohibian hacer cosas, nos regañaban, de repente aparecia una que otra nalgada o chanclazo por ahi… y crecimos bien, la mayoría.
Ahora, sin embargo, todo se les da a los niños, al grado de que en varias ocasiones se me ha recibido con un “que me trajiste?”, porque ya esperan que todo el mundo les de cosas, cosas y mas cosas. No se les regaña – al contrario, se les ignora – cuando estan causando una conmoción, digamos, en el supermercado. En mas de una ocasion me han dado ganas de arastrar a un mocoso chillón que esta siendo ignorado por su idiota mamá hasta el departamento de salchichoneria, y devolvérselo a la mamá en rebanadas. No se les prohibe nada, para no herir sus sentimientos. Esto crea en el niño una sensacion de que todo le pertenece, y que puede hacer lo que quiera. Al fin que nadie le dice nada – hasta el dia en el que le rompen la boca en la calle o en la escuela y no entiende porque.

Y por esto es que tus hijos no sirven para nada. Porque van a llegar a la edad adulta sintiendo que en verdad son los angelitos que tú crees que son, que todo merecen y que nada tiene consecuencias. Si quieres que tus hijos en verdad sirvan de algo, regañalos cuando salgan mal en la escuela. Dedícales tiempo. Oblígalos, si es necesario, a hacer actividades afuera de la casa. No los consientas de más, no los justifiques cuando hagan algo mal, y no tengas miedo de reprenderlos. Enséñales que el mundo es un lugar extraño, que no todos los van a tratar como en casita. Que ellos son los únicos responsables de las consecuencias de sus acciones. Dales el derecho de ser niños, de aprender por ellos mismos.
DALE A TUS HIJOS LAS HERRAMIENTAS PARA SALIR ADELANTE EN LA VIDA, NO LA ILUSION DE QUE NADA TIENE CONSECUENCIAS. Ja. Peguen ESO en su status de Facebook.

The Iceberg.

11 respuestas a Tus hijos no sirven para nada.

  1. Oswaldo dice:

    Estoy deacuerdo contigo, donde trabajo, hace tiempo que los juegos o actividades interactivas de eLearning no tinene el Perdiste, sino un bonito y ñoño Vuelve a intentarlo

  2. yokaaaaaa dice:

    asii es siempre e dicho k los niños deben de educarse como nos educaron a nosotro peroo malditos traumass del pasadoo dejen los fantasmas y empienzen a pensar que si ustedes son gente competitivaa y terminaron sus carreras es por k siempre hubo un padre castrossoo y gracias aeso somos mejor :d

  3. The Iceberg dice:

    Y si nos vamos todavia mas para atras, imagina como seria el mundo…

  4. Vivian!!!!!!!!!!! dice:

    Completamente de acuerdo, cuando daba clases en kinder que les decí a los papas en juntas los niños no deben de traer juguetes, y al día sig…. el niño con juguete y yo ¿que paso?? y me respondian es que no lo quiere dejar…… y yo quien manda en esa casa??????

  5. number six dice:

    lo escribiste tu? o lo escribi yo? jajaja ILYSFM!.. y lo siento mucho pero la casa SI va a estar llena de pequenios icebergs 😉

  6. JM dice:

    Exacto, y tristemente yo tengo el gusto de tratar diario desde hace 4 años con ésos niños, pero cuando ya llegaron a prepa, universidad y hasta maestría. Neta que te drena la voluntad de vivir ver la actitud que tienen, aunado a la poca capacidad intelectual.

    Todo se aborda con berrinche y con un “No estoy de acuerdo porque bla bla bla.” Como si su opinión fuera relevante para asignarle una calificación. No mames, pendejo, obivamente ya sé que no estás de acuerdo en reprobar porque lo que quieres es tirarla todo el semestre y sacar 100 final, pero como tu profesor no requiero tu autorización para asignarte una calificación.

    Como dices, se creen el centro del unvierso. Nada es su culpa y nada es su responsabilidad. Y hacer el mínimo esfuerzo requerido les genera esperar alabanzas y premios.

    “Profesor, ¿por qué perdí los puntos sobre bibliografía si nos dijo que usáramos al menos tres fuentes adicionales al libro de texto del curso y que sean de calidad académica confiable, y yo usé el libro de texto y un artículo de Wikipedia?”

    Caray. No sé, tal vez porque eran AL MENOS 3 adicionales al libro de texto y que fueran fuentes serias y usaste UNA Y ERA WIKIPEDIA.

  7. […] ahora estoy enterado de que unos niños ganaron un concurso de dibujo. Con ese dibujo? Chale. Tus hijos no sirven para nada. En Galavisión, una pelicula vieja. Como siempre. Lo que es no tener presupuesto para […]

  8. Amo gente juntan y compartir opiniones . Gran blogs , mantenerlo !

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: