Ya vamos a la mitad…

Este pinche añito ha estado del carajo, con esto de la crisis económica. Díganmelo a mi.

Hace un año, trabajaba mis 40 horas a la semana, mas cualquier oportunidad de hacer tiempo extra (las horas extras las pagan al 150%). En una semana promedio, trabajaba unas 55 horas. Y si bien ni así me podia dar la gran vida, al menos sobraba tantito. Pagaba mis recibos a tiempo, pagaba mi renta a tiempo, cumplía con mandarle dinero a mi hija, y continuaba con mi tradición de ir a México dos veces por año.

Después, como por agosto del año pasado, se hablaba de que ya no iba a haber tiempo extra. Tus 40 horas, y a la chingada. Típicamente, esto significaba trabajar tus 8 horas diarias, de lunes a viernes. A veces te pedían que fueras de martes a sábado, segun sus necesidades.
Aún así, logré juntar dinerito para poder ir en Diciembre a pasar las fechas con la familia y los amigos.

Este año empezó con la novedad de que solo trabajaríamos 4 días a la semana. Para Marzo, ya trabajábamos solo 3. Para mayo, sólo dos. Como mencioné el otro día, creo que trabajé menos horas en todo Mayo que en una semana típica del 2007. Incluso, dado que se atraviesa un día festivo este semana, trabajé nadamás ayer, y regreso a trabajar hasta el jueves 9 de julio (a alguien se le ocurrió que en lugar de trabajar lunes y martes la próxima semana, mejor fuéramos jueves y viernes. Porqué, no lo se).

Todo esto, obviamente, ha traido consecuencias. No fui a México este verano, por más que hubiera querido, y cada mes es una lucha por poder pagar, aunque sea en partes, la renta. Qué decir de otros servicios (de hecho, ahorita estoy en pleno pleito con mi proveedor de internet y telefono, porque por fin les pude pagar el jueves y no me han conectado ni madres).

Aún así, soy de los afortunados. Cuanta gente no ha perdido sus empleos? O sus casas? O sus ahorros? Ha sido una cosa espantosa para la mayoría de la gente que trabaja, en especial, en ciertos sectores de la economía. Y con tantos despidos, y tantas compañías que no están contratando, ni siquiera existe la opción de “salir a buscar chamba”, porque ese mercado está más que saturado.
Otros ni se preocupan. Mi hermana, que es maestra, por ejemplo, podría ser de las que dicen “crisis? cual crisis?”. Le pagan hasta por estar de vacaciones. Cómo la envidio (con envidia de la buena).

Pero bueno, las crisis no duran para siempre, y si bien se espera que hasta el 2010 la situación se normalice, el único consuelo que queda es que de esta mierda de 2009 ya sólo queda la mitad. Así que a aguantar otro poquito.
Por lo que a mí respecta, seguiré sobrellevándola, y a ver si de aquí a Diciembre sí puedo juntar algo de dinero para poder ir a Mexico. Ojalá, porque ya hace falta.

The Iceberg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: