El Puebla!

Hace unos meses escribí acerca del Puebla… mencioné que ya estaba harto de la mediocridad, de estar especulando si en el torneo en curso el equipo descendería, y demás comentarios. Una de las frases que recuerdo haber escrito fue algo así como “el próximo torneo será como una junta de aveniencia”.

pueblateam

Bien, ayer el Puebla estuvo a 5 minutos de estar en la final. Tuvo un torneo bastante bueno, siendo que primeramente logró salvarse del problema del descenso, después se clasificó a la liguilla, logró la nada facil tarea de deshacerse del Monterrey en cuartos de final, y le tocó enfrentarse a Pumas.
Lo que sucedió en el torneo regular entre los dos equipos fue extraño. Si uno supiera que Pumas ganó 3-0, esperaría saber que la UNAM fue muy superior, pero el resultado fue mas bien una casualidad – después del tiempo regular el Puebla solo perdía 1-0, y los otros dos goles de Pumas fueron en tiempo de compensación.
Pumas ha sido bastante competitivo durante el torneo, y con el antecedente de haberle ganado al Puebla en el torneo, era preocupante que los dos equipos disputaran una semifinal. Mi “junta de aveniencia” había quedado justificada, mi equipo estaba ya entre los 4 mejores equipos del torneo. Qué más podía pedir?
Yo sabía que muy probablemente el Puebla se quedaría en el camino. Lo supe desde el partido de ida. Por cuestiones “técnicas” no pude seguir el partido por TV, pero hasta donde yo sabía, el Puebla iba arriba 1-0. En eso me ocupé, y fue hasta que un amigo mencionó algo semejante a “lo siento mucho por tu equipo” que volví a consultar el resultado y vi que el Puebla había perdido – de local – 2-1.
“Si no pudieron ganar en Puebla, mucho menos lo harán en C.U.”, pensé. Ya estaba resignado. Esperaba lo peor, un Puebla desdibujado  desesperado, y un pumas aplastante y confiado. Un 3-0 a favor de Pumas hubiera sido mi pronóstico.

Cual fue mi sorpresa, cuando consulté, a través de internet, el resultado parcial del partido y el Puebla iba ganando 2-0! Al ver que rstaban únicamente 20 minutos, empecé a soñar. Sería posible que el Puebla llegara a la final?

Corría el minuto 87, cuando el marcador seguía 2-0. Mi amigo Isaac tenía como imagen en su Messenger el logo de los Pumas. Sentí la suficiente confianza como para hacer algo que normalmente nunca hago: tirarle caca a los equipos de mis amigos. “Ya quita tu imagen”, le dije. “En 5 minutos van a estar eliminados”.
Más me tardé en escribir eso, que lo que tardó Darío Verón en meter un gol de cabeza. 2-1, lo cual empataba el global y sacaba al Puebla del panorama.

Terminó el partido, y con él la participación del Puebla en el Clausura 2009. Y aunque obviamente sería más feliz si el Puebla hubiera llegado a la final, y se hubiera alzado con el título, no tengo nada que reclamarles. El que Pumas y Pachuca estén en semifinales no sorprende a nadie. Pero que el Puebla – y los Indios – hayan llegado más lejos que, digamos, el campeón Toluca, o los “grandes” como el América, el Cruz Azul y Chivas, o los que siempre llegan a liguilla, como Santos, Monterrey y Monarcas, es algo que no se puede decir todos los días.
Estoy orgulloso de mi equipo. Espero que así se mantengan. Se acabó la junta de aveniencia. El Puebla y yo seguiremos juntos.

The Iceberg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: