…pero YO soy el egoista y chantajista!

No recuerdo si ya he comentado aquí la situación con mi ex-esposa. Digamos que no es de lo más cordial. Y no es que pretenda insultarla, o entrar en controversias. Solo les ofrezco mi punto de vista.

Durante mucho tiempo le estuve mandando dinero para cubrir “lo que me corresponde”, “mis obligaciones de padre”. Ah, cómo le encantan esas dos frases. De pronto el mundo entró en crisis, y no pretendo decir que soy el único afectado. Como le expliqué a ella en nuestra mas reciente conversación, es una crisis mundial.
Gracias a dicha crisis, he incumplido en los últimos dos meses en cuanto a mandarle dinero. Lo se, lo admito, y la verdad es algo que me estresa. Pero no ha sido por desobligado, no es que esté utilizando ese dinero para irme de parranda. Ese dinero, simplemente, no existe. Por eso no se lo mando, porque no lo tengo. Un concepto simple, no?

Pues para ella no, aparentemente. Hoy me escribió por MSN para preguntarme de manera congruente y civilizada reclamarme. Tuvimos una conversación de no mas de 5 minutos. Gracias a las maravillas del botón PrtScr en mi teclado, les puedo presentar la imagen que capturé de lo que yo creo que es el clímax de la conversación. Porque si nadamas digo algo, luego no me creen y dicen que ablo por ardido. Véanlo ustedes mismos.

michelle

Veamos. El ser víctima de una crisis económica mundial me hace egoísta y chantajista. Empecemos por “egoísta”.

Sí, en ocasiones tiendo a ser egoísta. Chingado, quién no lo es? Nadie más va a ver por mi. Pero la definición que ella le da a mi egoísmo es “no hago su santa voluntad todo el tiempo”. Para ella, soy egoísta porque quiero hablar por telefono con mi hija. Aunque sea una vez al mes.

En cuanto a “chantajista”, no obstante que a los 30 segundos de haberme calificado de tal se dio una mordidota en la lengua, solo en una ocasión la “chantajeé”. Cuando le mandé el dinero de noviembre (nota: ya se lo había enviado) le dije que a cambio de darle el número de envío me diera el número de teléfono de su casa. Si, increíble como parece, no me da siquiera el número de teléfono de su casa. Pero recuerden que YO soy el egoísta.
Cuando ella considera que “ya me tardé” en mandarle dinero, a pesar de que sabe que me pagan los jueves, siempre me chantajea advierte que me olvide de mi hija. Pero YO soy el chantajista.

Ahora, me amenaza con que ya no vuelvo a ver a mi hija. Obviamente es una decisión desinteresada de su parte, está pensando en el bienestar de mi hija y no en el suyo propio. Porque ella jamás haría algo tan egoísta. No?

Como la ven?

The Iceberg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: