Una huevita… agusto!

Por fin, el calor se asoma a Canadá.

Hoy, en teoría, debía estar a estas horas en el trabajo. Pero no había nada que hacer, y mejor me vine a la casa. Era, como quien dice, un turno voluntario, por ser sábado. Pero solo una de las líneas estaba trabajando, y a un paso muy lento. A medio turno, a las 7.30, decidí que mi casa está más fresca, un buen regaderazo y unas cheves (creo que todavia me quedan algunas) serían una mejor manera de pasar el sábado en la tarde que estar encerrado en el trabajo sin nada que hacer.

Después de 4 horitas de calor adentro de la planta, y el paseíto en bicicleta, ya estoy listo para no hacer nada de provecho hasta el lunes. Ya tomé mi ducha, y ahora estoy sentado frente a la computadora con una muy fria cerveza canadiense en la panza y otra en la mano. Voy a salir a fumar un cigarro, y les aseguro que voy a disfrutar el clima.

The Iceberg.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: