Porqué las “cabronas” terminan locas y solas, parte 2/10

Disculpen que me haya tardado casi un mes en continuar esto. Asi es la vida. En fin, veamos otros 10 puntos.

11.- Estar a punto de obtener algo genera un deseo que debe satisfacerse.
Y esto tiene algo de malo? Cuando uno está en la fila para entrar al cine, tiende a sentir “mariposas en el estómago” (si la película es de particular interés, claro). De igual manera, qué tal huele la cocina justo antes de comer? O qué tal cuando antes de una fecha esperada, el tiempo parece prolongarse? Es algo normal. Que las “cabronas” lo quieran utilizar como algo en su contra, es su asunto.

12.- Un hombre sabe cuál mujer va a ceder a sus deseos de último minuto.
De ser cierto esto, no estaríamos perdiendo el tiempo con “cabronas”… Pero tristemente, los hombres no estamos equipados con percepcion extra-sensorial. Aún más triste es el hecho de que tenga que escribir cosas asi.

13.- Tener términos y condiciones indica que tienes opciones. Casi desde el principio te presentas como un tapete o como una chica de ensueño.
Tener términos y condiciones indica que eres un contrato, una póliza de garantía o una solicitud de crédito. Y si te presentas como un tapete o una “chica de ensueño” (que estúpida frase), y no lo eres, entonces tú eres la culpable de las consecuencias de tus decisiones. Y si sí lo eres, busca ayuda profesional. Ya.

14.- Si lo asfixias, él va a ponerse a la defensiva y va a buscar una ruta de escape para proteger su libertad.
Pensemos en el término “asfixiar” en el sentido figurado. De lo contrario, estaríamos hablando de intento de homicidio – algo normalmente no considerado como “sano” en una relación de pareja.
Obviamente, cualquier persona (hombres, mujeres y “cabronas”) tiene por naturaleza el instinto de defender su espacio. Igualmente, cualquier persona, con la confianza, a veces invade el espacio de su pareja. Cada quien tiene un límite en cuanto a qué porcentaje de su espacio quiere compartir. Cuando ese límite es transgredido, todos nos ponemos a la defensiva. Todos. Hombres, mujeres, y sí, tambien las “cabronas”.

15.- Siempre que una mujer le pide demasiadas cosas a un hombre, él lo va a resentir. Deja que él dé libremente lo que quiera dar; y después observa quién es.
Bueno, técnicamente, “siempre que un hombre le pide demasiadas cosas a una mujer, ella lo va a resentir”, también. Ver el punto 14.
Aunque la frase “deja que él dé libremente lo que quiera dar; y después observa quién es” suena bien en papel, si lo tomamos de quien viene (de las “cabronas”) se puede traducir como “deja que él dé libremente lo que quiera dar; y juzgalo por eso”.

16.- La cabrona le da al hombre el espacio suficiente para que no se sienta atrapado en una jaula. Entonces… él se propone atraparla en la suya.
Jajajajajajajajaja. Ok.
El simple nombre que se dan ellas solas de “cabronas” no denota exactamente a una persona con la suficiente consideración como para dar espacio suficiente. Y;
Como si todo en la vida fuera una competencia entre los géneros. “A ver quien mete primero a quien en su jaula”. Ver el título de este post.

17.- Si le dices que no estás interesada en comenzar una relación, él intentará hacerte cambiar de idea.
Aunque para una feminista esto suene como un plan maquiavélico de dominación masculina, acá en el mundo normal le llamamos “rogar”, “suplicar” o “hacerle ver a la mujer que en verdad nos interesa”.

18.- Siempre hazle creer que tiene espacio suficiente. Eso hace que baje la guardia.
Y porqué no, en lugar de engañarlo con la idea de que tiene espacio suficiente, respetarle su espacio? Ah, si, eso tiene sentido y no va de acuerdo con el espíritu de competencia de las feministas. Nótese el término boxístico “bajar la guardia”.

19.- Más que nada, él se está fijando en si serás demasiado dependiente emocionalmente.
Siendo hombre, creo que puedo opinar en qué me estoy fijando “mas que nada”. Y creeme, tu dependencia emocional no está ni en el Top Ten. Jajaja no es por sonar vulgar, se los juro.

20.- Él debe sentir que quieres estar con él, no que necesitas estar con él. Solo así te va a sentir como una compañera a su nivel.
En otras palabras, no muestres debilidad, porque los hombres somos seres perversos. O algo.

Bueno, ya recorrimos la quinta parte de nuestro viaje a través de la desequilibrada mente de las feministas. Sé que es difícil creerlo, pero créanme cuando les digo que la cosa se pone peor. Oh, si. Mucho peor.

The Iceberg.

2 respuestas a Porqué las “cabronas” terminan locas y solas, parte 2/10

  1. AlFiShA dice:

    jajajaja valla
    yo era de la idea de ser una cabrona..era una cabro0na
    y bueno al leer esto, me doi cuenta qe, antes qe nada, es solo el punto de vista de alguien o su perspectiva..y bueno si tienes algo de razón después de todo viene de un hombre (que por lo que leí) no se complica mucho la vida, aunque también es bueno en contrar mujeres de calidad.
    bueno en fin, muchas mujeres qe valen la pena no se complican la vida en ser cabronas.., simplemente quién no la valore..allá el.

    • francisco dice:

      mejor que nno fuiste cabrona por que donde ubisese terminado y es verdad que hay hombres que les vale todo pero bueno eso si hay amor se uede cambiar y logico una mujer de calidad osea amorosa cariñosa comprensiva eso hace que ellas se vuelvan un reto de nada sirve que sean como necias que les valga todo entonces que se pegen un tiro felicitaciones por no ser una cabrona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: